En este reciente artículo de la revista Anesthesia (link al artículo aquí), el Dr. Irwin realiza una revisión de las ventajas que brinda el propofol cuando se utiliza en el contexto de una anestesia total intravenosa. A los conocidos beneficios del propofol, como ser una recuperación suave y lúcida y el efecto antiemético, se mencionan otras propiedades que tienen un gran atractivo en los desenlaces perioperatorios. De esta forma, se discuten los efectos antioxidantes, antiinflamatorios e inmunomoduladores, relacionándolos con su rol en el tratamiento del dolor, la protección de los órganos y la inmunidad.

Por último, se revisa por qué la TIVA basada en propofol-remifentanilo sería beneficiosa en la cirugía oncológica, la neurocirugía y en los pacientes ancianos. A pesar de todas estas ventajas, el artículo remarca que pocos anestesiólogos poseen conocimientos sólidos para realizar una TIVA exitosa y segura, y hacen hincapié en que el TCI es la mejor forma de realizar esta técnica anestésica, debido a su sencillez y la posibilidad de titular y mantener concentraciones seudoestables a lo largo del tiempo.

 

En el próximo curso Anestesia Mérida, se discutirán muchos de los temas tratados en esta publicación, como también se explicará en los diferentes Talleres cómo utilizar de forma correcta y sacar el máximo beneficio de las diferentes perfusoras TCI.

Los esperamos del 27 al 30 de octubre de 2021en Anestesia Mérida, 1er Curso-Taller Internacional de Monitoreo y Perfusiones. 

Categories: Novedades